El Proyecto

Uniterra es un proyecto educativo de transformación personal y social.
Una red de personas y entidades dispuestas a transformar el sistema de
creencias, de vida y de pensamiento, para responder adecuadamente
a los retos de la sociedad actual.
Decorative Image

UNITERRA PRETENDE

Generar referentes culturales que nos
ayuden a entender el estado del mundo
y ayudar a las nuevas generaciones en
su camino hacia una vida ética.

Los cambios que necesita la civilización actual no son sólo económicos o políticos, sino cosmovisionales. Implican una transformación entera de la persona; en su manera de percibir, de sentir i de pensar.

NUESTROS OBJETIVOS
Decorative Image

UNITERRA PROPONE

Un trabajo convivencial y una formación
holística centrada en la evolución de
la persona, su relación con la tierra
y su compromiso con el mundo.

Desde un enfoque experiencial y participativo, os invitamos a cambiar de perspectiva desde donde miramos la realidad y pensar las cuestiones ecológicas, económicas y sociales de un modo que nos lleven a crear formas de vida sostenibles y justas.

NUESTRO MANIFIESTO
Decorative Image

¿POR QUÉ UNA UNIVERSIDAD?

Las universidades representan en cada época el valor que la sociedad otorga al saber. La modernidad tuvo como ideal de sabio al erudita y al especialista respondiendo a un momento histórico marcado por las necesidades del industrialismo y la investigación científica y tecnológica. La sabiduría, sin embargo, no es la suma de conocimientos particulares, sino la capacidad de alcanzar la plenitud humano en medio de las circunstancias que cada época presenta. Este es el sentido de la universidad; ofrecer un espacio donde, cuidando la unidad de la persona y su singularidad, se muestren caminos y conocimientos adecuados para actuar en el presente.

Implicarse en la creación de mundos dignos para todos los seres, es el origen de este proyecto que se inspira en autores como Iván Illich o Raimon Panikkar y se apoya en los movimientos sociales que, en todo el mundo socavan el discurso económico y los valores que lo guían. Es parte del giro antropológico que supone desplazar al ser humano del centro del planeta y situarlo en el seno de la red viva que configura la tierra y el universo y, concretamente en el ámbito educativo, tiene un marco de referencia en las universidades de la tierra nacidas en América Latina.

APOYA UNITERRA